Consejos para reformar tu vivienda antes de venderla

Ya sea porque quieres reformar tu vivienda para que tu vida en ella sea más práctica y cómoda o porque quieres revalorizarla para una futura venta o alquiler, ¡este artículo te interesa! Hoy  te resolvemos todas las dudas que pueden surgir a la hora de realizar una reforma y, además, te daremos algunos consejos para […]

Ya sea porque quieres reformar tu vivienda para que tu vida en ella sea más práctica y cómoda o porque quieres revalorizarla para una futura venta o alquiler, ¡este artículo te interesa!

Hoy  te resolvemos todas las dudas que pueden surgir a la hora de realizar una reforma y, además, te daremos algunos consejos para que tu vivienda quede como realmente esperas.

Existen diferentes tipos de reformas, y cada uno de ellos dependen de dos factores: nuestro presupuesto y qué es lo que queremos reformar.

  • Reformas de decoración y mejorar acabados

Estas reformas consisten, simplemente, en cambiar los muebles o realizar pequeñas obras de mantenimiento como pintar las paredes, pulir o cambiar el suelo, pintar las puertas o cambiarlas por unas más nuevas, etc.

Para este tipo de obras no necesitaremos una gran inversión de dinero, tampoco pedir permisos especiales; solamente tendremos que comunicárselo a nuestros vecinos en el caso de que vivamos en una comunidad.

  • Reforma de instalaciones o distribución

Para realizar una obra de distribución necesitaremos la ayuda de un arquitecto o una empresa de reformas. De esta forma evitaremos dañar tabiques o cableado de la vivienda.

Este tipo de obras pueden afectar al movimiento de tabiques y cambios estructurales, así que necesitarán permisos del Ayuntamiento y de la comunidad de propietarios. Además, el desembolso económico es mayor por lo que, si quieres vender la vivienda, tendrás que valorar si merece la pena la inversión que vas a realizar con el precio de venta posterior.

  • Reforma integral

Este tipo de reforma es la más costosa de todas, no sólo porque tendremos que invertir más dinero, sino porque conllevará mucho tiempo y nos podrá dar muchos dolores de cabeza.

Cuando hablamos de esta tipología, nos referimos a una reforma en la que cambiarás prácticamente toda la casa, es decir, eliminar toda la estructura de la vivienda actual para empezar de cero. Dado que la magnitud de la obra es alta, tendremos que contar con una serie de expertos para que la lleven a cabo.

Además, habrá que pedirles los permisos necesarios al Ayuntamiento y tener en regla la licencia de obra.

Reformas que revalorizan tu vivienda

1. Baño y cocina

Estas son dos estancias fundamentales en cualquier vivienda y son dos de las reformas indispensables para elevar el valor de una casa. La cocina y el baño son dos de las reformas que más ‘pellizco’ de un presupuesto se llevan, pero es cierto que una inversión en estas estancias te asegurará una venta más rápida y por un precio más elevado.

2. Ventanas, suelos, paredes y puertas

Son los primeros elementos que se ven al entrar en cualquier casa y, por tanto, han de estar muy cuidados si queremos tener una venta óptima. Si vas a pintar, opta por tonos claros, que dará una mayor amplitud a las estancias y sensación de calidad.

3. Mejora la calificación energética de tu vivienda

Cada vez nos importa más el medio ambiente; además, también nos interesa nuestra economía doméstica. Por ello, es importante que nuestra vivienda sea eficiente energéticamente, porque ayudará al inquilino a ahorrar en las facturas y, además, conseguiremos ser más sostenibles.

4. Gana espacio

Esta obra requiere de un mayor presupuesto ya que si queremos tirar paredes o tabiques, tendremos que contar con especialistas en reformas y se llevará mucho presupuesto. Ahora bien, el resultado siempre merece la pena.

Los espacios abiertos le dan más amplitud a la casa y aporta un estilo más moderno a las estancias. Así que si puedes, apuesta por ellos.

Y, por último, si ya te has decidido a hacer la reforma, os detallamos algunos consejos que te recomendamos aplicar antes de realizarla.

Consejos para reformar tu vivienda

En primer lugar, plantéate qué tipo de reforma quieres

¿Qué espacio crees que deberías mejorar? ¿Qué tipo de reforma quieres? ¿Tu casa tiene todas las habitaciones que necesitas? Estas son algunas de las preguntas que has de hacerte antes de comenzar con una reforma.

Una vez contestadas, tómate tu tiempo para pensar y prioriza tus verdaderas necesidades o, en el caso de que quieras venderla, cuáles crees que serán las necesidades del nuevo inquilino.

De esta forma sabrás qué tipo de reforma necesitará: decoración, estructura, integral etc.

Haz un estudio del estado actual de tu casa

Si tu vivienda está prácticamente nueva, lo único que tendrás que hacer será pintar y adecentar un poco a tu gusto

Si por el contrario tu casa ya tiene varios años, piensa si tienes que mejorar algunos detalles como el aislamiento o la iluminación. Ten en cuenta también otros aspectos como mejorar la distribución para que sea más funcional.

Ten en mente cuánto te quieres gastar

Esta es una de las partes más importantes antes de hacer una reforma ya que, dependiendo de este punto, podrás hacer un tipo de reforma u otro.

Es importante que te pongas un tope en el presupuesto y, a raíz de ahí, calcular un poco más por si surgen imprevistos (que suelen ser más comunes de lo que pensamos). 

Una vez analizado esto, ponte en contacto con distintas empresas de reformas y pide presupuestos. Analiza cuál te conviene más porque, a veces…¡lo barato sale caro!

Asegúrate de que tienes los permisos de obra y todas las licencias en regla

Antes de realizar cualquier obra que requiera tirar tabiques o cambiar la disposición, tendremos que obtener todos los permisos necesarios. Si contratamos una empresa especialista en reformas, estamos seguros de que todo va a estar en regla, ya que ellos nos darán toda la información necesaria respecto a qué tipo de permisos son necesarios y nos ayudarán con la gestión.

Contrata a profesionales

Es clave contar con buenos profesionales para que podamos conseguir la reforma que queremos y que todo salga a la perfección.

Si la empresa que contratamos tiene un arquitecto técnico, todo será mucho más efectivo. Este profesional se encarga de supervisar todas las obras y reformas con mucha precisión y esto te aportará una mayor tranquilidad.

 

Y tú ¿ya te has decidido a reformar tu casa en Santander para venderla a un mejor precio? Si es así, no dudes en contactar con nosotros. Además, gracias a nuestro servicio de Home Staging te daremos los mejores consejos para que pongas a punto tu hogar.    

Uso de Cookies

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestra página web. A continuación encontrará información detallada de nuestra política de cookies. Al aceptar nos permite ver estadísticas para mejorar la experiencia.