Los cuatro pasos que debes llevar a cabo para vender tu casa

Hoy te explicamos los pasos imprescindibles que debes dar si quieres vender tu casa. En la mayoría de las ocasiones esta tarea se convierte en una pesadilla si no se tiene el tiempo y los conocimientos necesarios.

La venta de una vivienda es un proceso que requiere mucho tiempo y conocimientos específicos

  1. Poner un precio adecuado

Cuando tomamos la decisión de poner en venta una casa siempre aspiramos a sacar el mayor rendimiento económico por ella. Después de haber vivido en ella hay ciertos vínculos afectivos que nos hacen elevar su precio, sin embargo, esto debemos conseguirlo dentro de unos límites de precio, que marca el propio mercado inmobiliario.

De esta manera, para fijar el precio adecuado del inmueble, podemos hacerlo de dos maneras: o por nuestra cuenta o con la ayuda de un agente inmobiliario experto en la materia.

En el primer caso, podemos hacerlo por nuestra cuenta siempre y cuando tengamos todos los conocimientos necesarios para poder acertar con el precio de nuestra vivienda y que se ajuste lo máximo posible al precio de mercado. También es importante disponer de bastante tiempo para realizar un estudio de la zona para estimar el precio exacto del inmueble.

Por el contrario, siempre puedes recurrir a un experto inmobiliario que haga todo ese trabajo por ti. Si bien es cierto que este servicio tiene un coste, generalmente merece la pena invertir en ello para, además de ahorrarnos tiempo y trabajo, acertar de la manera más exacta posible en el precio de nuestra casa.

Poner un precio elevado a nuestra casa puede tener las siguientes consecuencias:

  • Favorecer que tus vecinos vendan su casa antes que tú. Poner un precio alto ayudará evidentemente a que las casas cercanas a la tuya se vendan mucho antes, ya que el comprador que esté interesado en la zona se fijará antes en los inmuebles de precios más bajos.
  • Perder a posibles compradores interesados en la propiedad. El hecho de poner un precio muy alto, hará que usuarios interesados en comprar en la zona se fijen únicamente en los inmuebles que encajen con su presupuesto.
  • El inmueble corre el riesgo de quemarse en el mercado. Cuando una vivienda lleva tiempo anunciada y no se vende, esto lleva al cliente a desconfiar de esta propiedad y, en ocasiones, termina por no venderse.
  1. Pon tu casa a punto (Home Staging)

Seguro que te preguntas a qué nos referimos en este punto. Y no es otra cosa que convertir tu casa en su mejor versión para que estéticamente llame la atención.

Se trata de cuidar la experiencia de compra, de manera que se genere una predisposición positiva en el usuario a comprar. Además de las características generales de la vivienda, es fundamental cuidar detalles como el orden, la iluminación, la ventilación, los olores o la presencia de objetos personales. Esto, que quizás te parezca innecesario, supone una técnica de venta muy poderosa que acelera la venta de tu vivienda hasta en 8 veces.

A través de la técnica de Home Staging, conseguimos que tu casa esté a punto para todos los sentidos a la hora de ser visitada por un cliente interesado. Se estima que los primeros 90 segundos son determinantes a la hora de descartar o quedarse con un inmueble, por eso, preparar una vivienda para su venta es fundamental. Además, puede elevar el precio de la misma considerablemente.

  1. Fotos y vídeos

Cuando se toma la decisión de vender una propiedad es imprescindible contar con una buena colección de material gráfico y visual que permita al comprador interesado hacerse una idea de cómo es su posible futura casa.

Las fotos deben mostrar, de la forma más atractiva y fiel a la realidad posible, la vivienda y todas sus estancias. Es decir, las imágenes son la primera carta de presentación del inmueble, y deben ser lo suficientemente atractivas como para captar la atención del cliente interesado en comprar.

Otro de los ganchos a la hora de captar el interés de los posibles compradores son las visitas virtuales. Éstas son posibles gracias a la tecnología Matterport, que hace una visita completamente realista por la casa en cuestión.

Para un particular puede que esta herramienta sea considerablemente cara, sin embargo, un buen número de inmobiliarias disponen de él, y ayudan enormemente, no solo a la venta rápida del inmueble, sino también para evitar el número abundante de visitas a la vivienda, lo cual puede suponer un gran inconveniente para dueño de la casa.

  1. Documentación preparada y en regla

A la hora de vender tu casa, hay una serie de documentación que debes tener controlada, para demostrar, entre otras cosas, que eres el titular de la propiedad o que el inmueble está libre de cargas. Puedes hacerlo por tu cuenta, pero si te falta tiempo, ganas y conocimientos, Bahía Home puede hacerlo por ti. ¿Qué documentación es la que necesitas? Toma nota:

  • Título de la propiedad o Escritura de compraventa : Documento en el que figura la ubicación del inmueble y se encuentra en el Registro de la Propiedad.
  • Documento de Identidad: Es obligatorio presentar el DNI, para demostrar la titularidad.
  • Nota simple: Este documento aporta toda la información del inmueble, es decir, el nombre del titular, tipos de carga como hipotecas, afecciones….
  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI): Debe aportarse el último recibo de pago del IBI. Debes saber que el notario puede solicitar hasta los 5 últimos.
  • Hipoteca (Certificado de cuota pendiente y Cancelación Registral): Si todavía te encuentras en mitad del pago de tu hipoteca, deberás disponer del Certificado de Deuda Pendiente, para saber cuál es el importe que debes en el momento de la transmisión de la vivienda. Si, por el contrario, la hipoteca está finalizada, tendrá que figurar en la nota simple que la propiedad está libre de cargas.
  • Certificado de eficiencia energética: Indica la eficiencia de tu vivienda, así como el nivel de CO2 en relación con las dimensiones del edificio.

Además de todos estos, dependiendo de la comunidad, pueden exigirse otra serie de documentos como: Cédula de habitabilidad o Estatutos de la Comunidad de Propietarios.

Como puedes ver, vender una casa es una tarea que supone mucho tiempo, esfuerzo y, por supuesto, conocimientos. Si no dispones de estos requisitos, entonces es aconsejable que cuentes con la ayuda de una agencia inmobiliaria, que hará por ti todo el trabajo.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies para personalizar su experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestra página web. A continuación encontrará información detallada de nuestra política de cookies. Al aceptar nos permite ver estadísticas para mejorar la experiencia.